Amigos Cósmicos

 

amazing-aurora-borealis-beautiful-dream-Favim.com-2343564

 

Había en aquel entonces mucha información torcida sobre las energías, una lucha absurda entre el bien y el mal, en uno de esos escenarios raros, donde parece que la vida no tiene sentido, mucha dependencia emocional, llegó una herramienta que como varita mágica me ayudo a liberarme, a hacerme consciente de mi vibración.

Uno de esos regalos que llega cuando uno mira hacia arriba pidiendo ayuda, en uno de esos días  que uno descubre que no esta tan solo como a veces piensa, así pasó, buscando respuestas a lo que parecía una prisión las herramientas se fueron presentando.

Mi iniciación al reiki es uno de los recuerdos más bonitos que tengo,  después de vivir los meses más tristes de mi vida, llega a través de una pequeña ceremonia donde recordé como era experimentar paz y amor.

El Reiki me ayudó a comprender  y vivir con la palabra canalizar, aprender a ser canal, lo que dio un sentido diferente en mi vida.

Se hace notorio cuando estoy o no estoy en equilibrio en mi vida,  física, emocional, mental,  como si me hubiera convertido en agua,  que aprende a fluir o se desborda.

El reiki me abrió la puerta a nuevos mundos, el unicornio se hizo más presente como si naturalmente se fuera amplificando la visión sobre lo que parece real.

Había un enorme sentido de separación y soledad, hasta que aparecieron mis guías,  no estoy segura si llamarle versiones mejoradas de mí en otro tiempo y espacio, o solamente amigos cósmicos.

Me refiero a ellos como Arial y Michel, estuve soñando con sus nombres luego de las iniciaciones a los siguientes niveles de reiki, ya no recuerdo si fue porque mi cabeza no había sido buena guía para tomar decisiones, o me di cuenta que deje de seguir mi intuición, tal vez veo muchas películas de ciencia ficción.

Es complicado de explicar, como si varias realidades estuvieran sucediendo en el mismo lugar, y a veces solo alcanzamos a captar un escenario.

Mis guías son solo como un recordatorio de mi parte divina, no por eso tengo conversaciones con ellos aclarando, jeje, se cuenta más bien que los unicornios pueden viajar sin moverse de lugar, en esos viajes donde se descubren nuevos mundos también se reconocen viejos amigos.

Como si así quedara más claro que esta vida es un viaje, todo es pasajero.

 

Percibir otras realidades

 

3th

No te ha pasado que te ves  en el espejo  y todos los días te ves diferente, tal vez es muy obvio, pero recuerdo ver mi reflejo y aparte de revisar las diferencias cotidianas, está la sensación de que más que piel y huesos soy algo más, como si el cuerpo no fuera suficiente para contener todos mis reflejos.

De las primeras veces que experimente otras formas de realidad, creo tenía 11 años, era divertido verme llegar a mi casa cuando estaba dormida, como si tuviera doble vida, en la vida nocturna no hay límites se puede volar, moverse con gran ligereza. Los llamados desdoblamientos.

Pues eso de volar se volvió algo natural, como si todos pudiéramos hacerlo, no me había hecho preguntas, hasta que tuve sensaciones no tan agradables, como no poder moverme por segundos que parecen minutos, por eso de que la mente se puso alerta pero el cuerpo parece no responder, como si  una parte de mí no ha regresado, pues empecé a investigar y leer sobre estos temas.

Sobre lo relevante que pude darme cuenta es que las malas sensaciones tenían que ver mucho con el manejo de mi parte emocional, enojada, triste, asustada, etc. Así que esto me llevó a buscar técnicas de relajación,   llego el yoga.

La parte del  unicornio se activó con esta práctica, como al mes empecé a ver luces de colores estrellarse en mi frente, más que la pirotecnia  estaba la sensación de una indescriptible paz,  que movió todas mis estructuras. Como experimentar otra realidad, otros lentes de como quieres vivir la vida,  ir descubriendo que siempre hay más.

Entre la información que encontré para explicarme un poco todo esto, me hizo sentido algo sobre los estados de consciencia, los ordinarios  que son despierto, dormido, soñando,  todo lo demás son llamadas alteraciones, todo lo que no es normal, percibir otras realidades.

Así que me siento muy viva y en paz, pero según la ciencia, no es normal, vaya. Pues justo en ese tiempo mi mama es diagnosticada con esquizofrenia, que jugarreta,  visité hasta un psiquiatra para que me diera también mi  etiqueta, mi diagnóstico,  pues nada al parecer soy normal, pero las sensaciones siguen ahí.

En esa búsqueda de respuestas o sanación fue  que llegue a la meditación (ascensión de los Ishayas) que empecé a disfrutar mi locura y  mi estados alterados de conciencia, estamos tan habituados a ver todo plano o en serie que lo más sencillo es  declarar cualquier cosa diferente anormal.

Mucha sensibilidad me abre a nuevas realidades, percibirme en otras formas me abre hacia nuevos panoramas, un mismo evento puede experimentarse de tantas maneras, que el conocimiento queda corto.

Solo se me ocurre que sería muy limitado vivir la vida desde un solo reflejo, teniendo tantas posibilidades, si es posible mover nuestra atención sobre lo que estamos viendo para dejar  de lado el pequeño yo que siempre quiere tener la razón, atrevernos a ir mas allá.

Justo la meditación me ayuda a observar todas esas partes, vivir todo más simple y natural, que la vida se trata solo de experimentar y disfrutar el momento, lo demás siguen siendo interpretaciones, lo único seguro que tenemos en realidad es el hoy.

bienvenido U

940x400_Slider_Mundos_Paralelos

Hay una certeza sobre quien soy, que hasta parece de cuento infantil, la realidad como la conocemos no es suficiente para lo que podemos experimentar, para desarrollar todo nuestro potencial, está la certeza de que hay algo más.

Algo más que todo esto que parece un mundo caótico, como si hubiéramos olvidado nuestro propósito, y por consecuencia nos hemos distraído totalmente.  Ese algo más, me ayuda mucho a acceder a una vista panorámica, donde  la belleza siempre está disponible, solo esperando  para ser descubierta.

Por mucho tiempo crecí con la idea de no hacer planes, pues este mundo se colapsaría en cualquier momento. Pero de alguna manera no creía todo a las personas, como sin saber porque supieras que nada es en serio, o por lo menos no  es tan serio como creemos.

Como si hubiera un sabor característico, donde experimentas  bienestar, intuitivamente sabes que hay algo más  sobre lo que parece que está pasando, como si pudiera uno observar la luz antes de atravesar el prisma y convertirse en los diferentes colores.

Pues esta visión la he estado nombrando visión de unicornio, tomar distancia, ver la gran foto, jugar con la realidad. Si he de ser muy franca, de repente vivo con los lentes de humano, me preocupo, me estreso, lo normal, pero ya no lo sufro, solo disfruto mi humanidad.

La vida esta para descubrirse todos los días, y a cada momento, es momento de dejar de creernos todos los cuentos que nos cuenta la cabeza sobre lo que esta pasando, porque en general saca juicios, supone cosas, crea historias, la cabeza es una gran herramienta pero por lo general nos nubla la visión.

La realidad siempre es más de lo que la cabeza puede opinar, porque en sí nunca la experimenta, experimentamos con todos nuestros sentidos, no solo el mental.

Así que me parece divertido  tratar de convertirme en un unicornio,  vivir la vida contando experiencias de lo que creo es realidad, solo  para dejar de cargar mis historias de humano, despedirme de ser víctima, adiós a sufrir.

Vivir en un autodescubrimiento, solo recordando eso que ya soy, si conectando con esa parte fresca, dulce, tierna, inocente, traviesa de la infancia donde experimentamos  paz, bienestar, darme cuenta  que esa sensación en realidad es más vieja, más mía, que todos los demás programas mentales con los que a veces interactuo en el mundo.

Me han contado que los unicornios juntos crean nuevas realidades, donde se puede vivir feliz sin motivo en específico, solo disfrutando del momento presente.

Acompáñame a descubrir tu multidimensionalidad.

Nada es en serio, nada es real.